Qué recuerdos: SEAT 124 | Club Foro Toyota C-HR

Qué recuerdos: SEAT 124

t800xc

Forero Experto
Ubicación
Madrid Noroeste
Motor
125H
Versión
Style Plus
Color
Bronce Tierra
Fuente:
Seat 124, 50 años del coche pensado para la clase media española. Noticias de Motor

Seat 124, 50 años del coche pensado para la clase media española
El Seat 124 inicialmente tenía un motor de 60 caballos que fue aumentando hasta los 130 de la versión más deportiva, el FL 2000
VER GALERÍA

Seat 124, 50 años y 896.364 coches fabricados

El Seat 124, cumple ahora 50 años. Fue en el Salón de Barcelona en su edición de 1968, en el mes de mayo, cuando la marca española presentó un modelo importante que se convirtió en una de las claves de la motorización española en los años 60 y 70. El 124 era una berlina con maletero independiente que se posicionó como el coche ideal para la incipiente clase media española. Estuvo en producción hasta 1980 y se fabricaron casi 900.000 unidades de las diferentes versiones.

El 600 fue sin duda un modelo clave en la motorización en España, pero con el paso de los años y con la mejora de la economía, la clase media española empezó avanzar y poco a poco se echaba en falta un coche un poco más grande, con más habitabilidad interior y con un maletero diferenciado. Fue entonces cuando la marca española lanzó el 124, una berlina moderna para la época que era lo que el mercado necesitaba.

Este modelo fue el principio de una completa gama que supondría un importante paso adelante para el fabricante español, por encima del 600 y los diferentes modelos del 850, pero por debajo del 1.500, y también muy importante en la economía española de la época. El primer 124, con el motor de 60 caballos supuso un notable paso adelante para muchos españoles. Un vehículo con un precio de 144.432 pesetas, con el Impuesto de Lujo del 33% incluido. Es decir, aproximadamente el doble que lo que costaba un 600 en esa época. Además, había una versión de lujo del 124 por 7.000 pesetas más.

Pero pronto, esa gama se fue ampliando, llegó un año más tarde una variante familiar para mejorar su capacidad de carga y también una versión potenciada con el motor de 1.430 cc y 70 caballos. Un poco más tarde llegó también versión más lujosa, el 124 LS y también años más tarde una opción muy diferente, mucho más deportiva y lujosa, el 124 Sport. Este último tenía una carrocería más grande, pero solo dos puertas y una carrocería de tipo cupé. Su motor original fue un 1.600 y fue sustituido por uno más potente de 1.8 litros.




El coche un millón fabricado por Seat fue un 124 D


El 124 fue un modelo importante en su época y también un compendio de las tecnologías más avanzadas del momento. En un principio el modelo no tenía ni siquiera cinturones de seguridad de serie y tampoco reposacabezas, que sería una opción con el paso de los años. Tampoco ofrecía elementos como el ABS todavía inexistente, y ningún otro tipo de medidas de seguridad. Incorporó, eso sí con el paso de los años, el doble circuito de frenos que ya era mucho para esta época. También contaba con luneta térmica para desempañar el cristal trasero. Pero este 124 era lo que demandaba el mercado español en esos momentos. Cubría perfectamente las necesidades de esa clase media que poco a poco iba prosperando en la sociedad española.

El 124 LS, la versión más lujosa
El primer coche que yo pude conducir una vez sacado el carnet, fue un Seat 1430, una versión potenciada sobre la base del 124, con su misma estructura mecánica, de motor delantero y tracción trasera y una caja de cambios de cuatro marchas. Pero la potencia aumentaba en este caso hasta los 75 caballos. Para la época, era una buena experiencia conducir este coche un modelo bastante rápido que se movía con agilidad por unas carreteras llenas de curvas y baches. Y muy peligrosas.

Por eso cuando Seat me propuso hacer una prueba de unos 50 kilómetros con un 124 de su parque histórico, acepté encantando. La unidad que probé fue un 124 LS, es decir la versión más lujosa de la gama, que ofrecía el mismo cuadro de instrumentos y la terminación del 1430. El momento de sentarme en el coche fue muy especial porque recordé muchas horas sentado al volante de ese 1430 a finales de los años setenta.

El motor de nuestra unidad de pruebas estaba casi recién reconstruido y subía con fuerza de vueltas. Bueno con la fuerza que permiten los 70 caballos, o mejor dicho sus 90 Nm de par disponibles desde las 3.700 rpm., que no tienen comparación con los motores actuales. Tampoco la palanca de cambios, muy larga y con unos desplazamientos entre marchas poco precisos y bastante lentos, era demasiado buena en comparación con lo que hay ahora.




Interior de la versión más lujosa, el 124 D LS


El motor ofrece una utilización útil bastante justa, entre las 2.500 y poco más de 4.000. Hacía calor y el motor estaba a una buena temperatura antes de arrancar. De lo contrario hubiéramos tenido que usar el “starter” para ponerlo en marcha. Sin duda una complicación añadida.

Su interior, los asientos y el cuadro me resultaban muy familiares, con ese tablero en acabado simulando madera y con un cuadro de instrumentos formado por dos grandes relojes y tres testigos en el centro. Pero lo que más me sorprendió fue su comportamiento en la carretera. Esa tracción trasera, el motor limitado para lo que tenemos ahora, su caja de cambios muy lenta o sus frenos poco eficaces y pensados sobre todo para hacer unas frenadas normales, suaves, con el suelo seco. De lo contrario, había que lograr el efecto del ABS dosificando la presión ejercida sobre el pedal.

Entre los coches más vendidos
Como les decía este modelo era lo que demandaba la sociedad española en aquellos momentos. Y también lo que la industria automovilística europea podía ofrecer a los usuarios. Y fue uno de los coches más vendidos y una referencia en el mercado español. De la misma forma, lo que ahora demanda el mercado es un modelo integrado en el segmento todo camino, el coche de moda en estos momentos.

Por supuesto, lo que antes era un equipamiento muy limitado o unas potencias muy justas, ahora se ha convertido en un listado casi inagotable en los modelos actuales. Un buen ejemplo lo podemos tener si hacemos una comparación entre aquel 124 de principios de los años 70 y por ejemplo un Seat Ateca.

El 124 de nuestra prueba, y ya era una versión potenciada, tenía 70 caballos, tracción trasera y cuatro marchas. Su equipamiento ofrecía elevalunas,,, de manivela, arranque con “Clausor” y el famoso starter que complicaba mucho la maniobra de puesta en marcha. Contaba con frenos de tambor y una caja de cambios con una primera no sincronizada, lo que obligaba a hacer la operación de doble embrague si se quería no rascar y romper la caja. Y otro detalle importante, un volante muy fino que en todo momento daba la sensación de que se iba a romper.




124, el coche de moda en 1968 y Ateca en el año 2018


El Seat Ateca, el todocamino compacto de la marca española cuenta con una amplia gama de potencias que llega hasta los 190 caballos, tracción a las cuatro ruedas, ABS, ESP y los más avanzados sistemas de ayuda a la conducción. Dirección asistida, elevalunas eléctricos y elementos de seguridad como control de crucero adaptativo, asistente para el mantenimiento de carril, freno de emergencia y un larguísimo etcétera.

Las diferencias entre 124 y el Ateca son las mismas que podemos encontrar en modelos equivalentes de otras marcas, como por ejemplo un Renault 7 y un Kadjar de última generación. Lo que está claro es que la evolución del automóvil ha sido impresionante a lo largo de los últimos 50 años. Y casi resulta rídículo comparar lo que era en su momento, a finales de los años sesenta, el 124 y lo que es ahora el Seat Ateca.

Para conseguir esta evolución tan espectacular, los fabricantes de automóviles se han convertido en los principales inversores en I+D+I a nivel europeo y también de los principales a nivel mundial.
 

Juan Ignacio

Forero Experto
Motor
125H
Versión
Advance Plus
Yo nací en él a 50km/h :) por lo que se ve no llegué al hospital y nací dentro de un SEAT 124 inmaculado. Mi padre contaba que no pudo limpiarlo jamás, que iba con las ventanillas abiertas y que acabó vendiéndolo. Nací en febrero en Burgos, no tiene mérito ni nada conducir con las ventanillas abiertas ;)
 

Barney Stinson

Forero Activo
Motor
125H
Versión
Advance Plus
Color
Blanco Perlado bitono
Yo por suerte soy propietario de un flamante 124 heredado de familia :), el primero que se vendió con los 4 frenos de disco. Desde que lo compraron en la familia ha estado y como nuevo está.
 

t800xc

Forero Experto
Ubicación
Madrid Noroeste
Motor
125H
Versión
Style Plus
Color
Bronce Tierra
El primer coche grande que conduje fue el SEAT 1430 de mi abuelo, azul marino, con tracción trasera, que me dejaba de vez en cuando. Me acuerdo una noche fría del mes de noviembre volviendo de la Politécnica en Moncloa hacia casa, en la primera curva a izquierdas de Pintor Rosales después de la bajada por el paseo de Moret siendo todavía una "L": aceleré y casi hice mi primer trompo, se me fue primero a un lado y luego al otro pero pude contravolantear instintivamente, y casi también me dio un infarto si le llego a rozar el coche. Me paré un rato a digerir lo sucedido. La tracción trasera con esos neumáticos es lo que tenía :whistle:

Qué buenos recuerdos. Mi padre tenía otro, en blanco, pero luego se compró el 131 color butano, que ya traía 5 marchas, y que corría bastante. Qué recuerdos!
 

Ivanjazz

Forero Habitual
Motor
125H
Versión
Dynamic Plus
Color
Gris Diamante
Que recuerdos del 124 de mi padre cuando nos lleva a los hermanos en día de sol. Del calor que hacía en ese coche nos mareábamos. Y ese olor a plástico caliente. Pero aún así, muy buenos recuerdos.
 

York

Forero Experto
Motor
125H
Versión
Advance Plus
Color
Blanco Perlado
Pues sí, muy buenos recuerdos. Mi padre tenía el 124 D Especial que estaba mas chulo, cambiaban los faros delanteros y traseros, reposacabezas, etc. Claro está que lo pude conducir en caminos y sitios así.
Nos hicimos miles de kilómetros de viajes interminables en aquellos años, aunque el coche andaba bien. Pero consumía muchísimo si se le daba cera.
 

Jose_CHR

Forero Activo
Ubicación
Barcelona
Motor
125H
Versión
Advance Plus
Color
Blanco Perlado bitono
Que recuerdos :love: mi abuelo tenia uno en color amarillo :roflmao:, que buenos viajes nos hemos pegado de pequeños la familia entera hay metidos :LOL:
 

Juan CHR

Forero Experto
Motor
125H
Versión
Launch Edition
Color
Gris Diamante bitono
También en mi familia hubo un seat 124 de color verde azulado, era el modelo D, y allí cabíamos los padres y cinco hijos.

Ahora veo alguno por la calle, y lo veo minúsculo, y me pregunto como cabíamos todos allí. Eran otros tiempos, no había reposacabezas y los cinturones no eran retráctiles. Y no había aire acondicionado. Y el pequeño viajaba delante en brazos de mi madre. Y mi padre fumaba dentro, y aquí seguimos.

Que tiempos. Eramos más jóvenes...
 

Manuel_Luis

Forero Experto
Ubicación
Rota (Cádiz)
Motor
125H
Versión
Advance
Color
Gris Diamante
yo tuve uno que me dio mi padre en 1979, iba a clase en uno y los profes en Renault 8, Simca 1000.....
 
Arriba Pie